Supuestamente el hombre era un chofer de patana que transportaba alimentos a Haití. El hecho habría sucedido 7 de marzo del 2015.
En las redes sociales se quejan de que este caso se ha quedado sin ninguna importancia, a pesar de la peligrosidad que encierra.